La situación del Aborto en Ayachucho, Perú

Posted on Posted in Noticias

El Perú, a pesar de ser visto frente a la comunidad internacional como un país de renta media y mostrar cambios evidentes en sus indicadores macroeconómicos y algunos socioeconómicos promédiales; hoy en día continua siendo un país con profundas desigualdades y brechas dentro de las que la procedencia urbana o rural, indígena o no indígena, se constituyen en determinantes en el acceso al ejercicio de derechos básicos como la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

La mayor vulnerabilidad frente al derecho a la salud de la población se ve acentuada si interseccionamos ésta con el género, de modo que las mujeres se constituyen en la población que enfrenta mayores dificultades para acceder a servicios por parte del Estado y con ello proteger su salud y bienestar. Si bien el Índice de Desigualdad de Género en el Perú para el año 2016 es 0,391 y viene mejorando desde el año 2000 (0.526), las mujeres continúan teniendo barreras y dificultades para la atención de su salud a través de deficiencias en la oportunidad, calidad técnica y humana, y efectividad del sistema nacional de salud.

El peso de las desigualdades de género, así como el lugar de residencia y la pertenencia étnica queda bien expresada en al menos dos indicadores: uno, mientras que el 98% de mujeres urbanas han tenido la posibilidad de tener atención profesional durante sus partos, solo el 76% de mujeres de zonas rurales la tuvo.

La violencia contra las mujeres en el país es un problema de grandes dimensiones por su impacto en la autonomía de las mujeres, en su salud integral, y en el ejercicio de otros derechos. En el año 2016, a nivel nacional, el 68,2% de las mujeres alguna vez unidas sufrieron algún tipo de violencia por parte del esposo o compañero, porcentaje reducido en 5,9 puntos porcentuales con relación al año 2012 (74,1%).

A su vez, Perú está registrado como el segundo país con más denuncias por violación sexual a nivel mundial, el 80% de casos de éstas, se ha ejercido contra menores de 17 años. Cada día 4 niñas entre 9 y 13 años dan a luz producto de una violación sexual y hay que tener en cuenta que son las niñas las que tienen mayor riesgo de una complicación o muerte dando a luz. Esta información nos da cuenta de la situación en la que desenvuelven la vida y ejercen su sexualidad las mujeres indígenas, donde la violencia sexual, todavía cuenta con el consentimiento cultural.

Tal como se afirma en un artículo periodístico del diario “La Jornada, el diario Judicial” de la provincia de Ayacucho:

 

Los datos que se han revelados sobre los abortos en nuestra ciudad son realmente alarmantes, porque se refiere que cada día llegan al Hospital Regional de Ayacucho en promedio dos casos de mujeres que se practicaron un aborto clandestino y tuvieron complicaciones en la misma, por ello llegaron al nosocomio local. Pero el otro dato relevante es que estos casos son los que se conocen pero aún está en incógnita sobre los otros casos de abortos clandestinos que se realizarían diariamente y que no llegan al nosocomio local ya que no hay complicaciones en la misma.”

En Perú el único tipo de aborto legal es cuando la vida o la salud de la gestante están en riesgo grave o permanente. El Protocolo de Aborto Terapéutico (PAT) data recién del 2014 y existen obstáculos para su implementación como: estigmatización, trabas burocráticas, falta de información y gestantes sin acceso oportuno a servicios de salud. Dificultades que se agravarían cuándo se trata de las gestantes más empobrecidas, adolescentes y niñas.

Hemos constatado que el personal de salud desconocen el Protocolo del Aborto Terapéutico aprobado en el 2015 (Foro Salud: 2018)[1], lo que invisibiliza y se constituye en una limitación para aquellas mujeres que requieren acceder a éste para salvar sus vidas o evitar un daño a su salud física y mental. Particularmente, en los casos de mujeres con embarazo por violencia sexual, algunas de los cuales llegan al Centro de Emergencia Mujer, no exista la posibilidad de que el hospital local considere la interrupción legal del embarazo, ignorando con ello, la re-victimización a la que son sujeto estas mujeres, muchas de las cuales son adolescentes.  A esto se suma la todavía resistencia del personal médico a usar el AMEU como procedimiento estándar para atender los abortos incompletos en este hospital.

Por todo ello, las mujeres, sobre todo las mujeres indígenas y jóvenes, ven limitadas de manera importante su derecho a la salud y sus derechos sexuales y reproductivos al no acceder con información, oportunidad y calidad a un aborto terapéutico cuando lo requieren, o al recibir malos tratos ante la necesidad de una atención post-aborto.

Es importante entender que en Perú, el aborto inseguro es un problema de salud pública que cada vez cobra más víctimas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 210 millones de mujeres empiezan un embarazo, pero sólo 130 millones terminan en nacimientos y en el Perú, se conjetura que cada año se produce alrededor de 350 mil abortos (aproximadamente un aborto por cada 2 nacimientos). Y tal como queda evidenciado, el grupo de mujeres que estpan expuestas a mayores riegos en el acceso a la salud está constituido sobre todo por aquellas que son pobres y jóvenes que no tienen acceso a información y servicios de salud sexual y salud reproductiva[2].

El cuidado de la salud sexual y salud reproductiva es uno de los aspectos de bienestar integral más importantes para las personas. Es por eso que si estás buscando servicios de atención como pruebas de embarazo, métodos anticonceptivos, prevención de ITS o enfrentas un embarazo no planificado puedes visitar la Clínica INPPARES, ubicada en varios puntos estratégicos en Lima, así como también en Chiclayo, Chimbote, Arequipa y Tacna. Te esperamos, visita nuestra web: www.inppares.org

 

Para leer el artículo completo:

http://www.jornada.com.pe/29-editorial/1827-abortos-y-salud-sexual-reproductiva-2


[1] Presentación de la Vigilancia Ciudadana en la Aplicación del Protocolo de Aborto Terapéutico en los establecimientos de Salud en el Perú: 2018.

[2] Apuntes para la acción: El derecho de las mujeres para un aborto legal. PROMSEX, 2009

Lima, Mayo 2019